Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘benito kamelas’

Ahora mismo no debería estar escribiendo esto. Debería estar viendo a M-Clan, pero hoy se ha suspendido el Extremúsika 2008 debido a la lluvia y al mal tiempo que ha hecho que se hayan estropeado dispositivos de luces y sonido y que el terreno de la zona de conciertos estuviese impracticable. Así que pese a haber podido disfrutar solo de dos días, voy a contar mi experiencia en el festival.

JUEVES 17 – UNA ILUSIÓN EMPAPADA

El jueves a la 1 del mediodía habíamos quedado en la facultad para comer y salir hacia Cáceres. Nuestro amigo Lewis conducía el coche y tenía que venir desde Toledo a recogernos. El pobre se retrasó un poco porque se perdió al entrar a Madrid pero al final salimos hacia allá los cuatro que al final nos decidimos a ir al festival. Éramos conscientes de las predicciones meteorológicas, pero no imaginábamos que iba a ponerse todo tan mal. A medida que nos acercábamos a Cáceres el tiempo empeoraba, y no parecía que fuese a mejorar demasiado al menos para el jueves. Llegamos al recinto lloviendo y fuimos a canjear la entrada por la pulserita. Había una cola bastante grande, además que este año para entrar al recinto han puesto mucha seguridad (incluso ayer cacheaban a la gente) y los pasillos para el acceso eran muy estrechos. Una vez canjeada la entrada, fuimos a por las tiendas al coche y con la lluvia ya medio calados empezamos a montar las tiendas. Empezó a llover aún más justo cuando las habíamos montado y nos metimos dentro. Aún teníamos que volver al coche para coger la comida y la bebida, así que cuando se rebajó la intensidad de la lluvia fuimos a por ello. Se nos hacía un poco tarde y decidimos que iriamos a ver a Barricada, a Loquillo y a Mama Ladilla. Parecía que el tiempo nos iba a dar una tregua durante el concierto de Barricada, pero empezó a llover con más fuerza y cuando salió Loquillo estábamos prácticamente calados hasta los huesos. Pese a que a mi me hacía bastante ilusión ver a Loquillo (aunque su repertorio había cambiado y estaba algo desconcertado), decidimos irnos a medias del concierto. Estaba lloviendo muchisimo y hacia frío. De hecho, el conciertode Loquillo se paró a la mitad y las actuaciones de Mama Ladilla y Saratoga se desplazarían al día siguiente.Esa noche fue una noche en la que yo al menos pasé algo de miedo, porque antes de meternos en la tienda para dormir vimos volar algunas tiendas. Dormí con un ojo abierto y otro cerrado por lo que pudiera pasar.

VIERNES 18 – LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE

El viernes cuando nos despertó Lewis parecía que se abría un hilo de esperanza. Había nubes y claros y parecía que no iba a llover. Desayunamos algo y pensamos en cual sería el primer concierto al que ibamos a ir. Sería Garage Jack, un grupo que me ha sorprendido bastante y del cual voy a intentar conseguir material. Ellos serían los encargados de abrir un día repleto de buenos conciertos. Cayeron unas gotas cuando terminaron y después volvimos a la tienda hasta que empezase el concierto de Benito Kamelas. Increible este tio, nunca le había visto en directo. Después vimos a OBrint Pas, un grupo de Ska valenciano y nos fuimos a comer. De vez en cuando caian cuatro gotitas, pero el sol volvía a aparecer haciéndonos ver que ese día no se iba a estropear. Tras picar algo, fuimos a ver a Mama Ladilla, era la segunda vez que los veía y no sería la única actuación de Juan Abarca (el vocalista) en toda la tarde. El siguiente concierto al que deberiamos asistir era Sínkope, pero justo cuando entrábamos al recinto cayó un buen chaparrón que en cinco minutos dejó una buena parte de la zona de conciertos encharcada. Afortunadamente, sólo duró cinco minutos y se reanudaron las actuaciones. Decidimos ir directamente a Engendro (la formación alternativa de Juan Abarca, un genio ahi donde le ves) y nos echamos unas buenas risas, totalmente recomendable. Otro punto fuerte del día fue el concierto de Mojinos Escozíos, con El Sevilla al frente tan sólo cubierto por unas mallas y unos collares. Eso si que son huevos, que salió casi desnudo con el frio que empezaba a hacer. Parecía que la noche nos iba a dejar seguir disfrutando y así fue, pues tras la cena estuvimos viendo a Def con Dos y a los Porretas. Yo me encontraba cansado y decidí volver a la tienda. Dos de mis amigos decidieron quedarse a ver a Reincidentes. Tardaron poco en dirigirse a las tiendas, el concierto no les estaba gustando demasiado y estaba empezando a llover. Fue el principio de una intensa lluvia que duraría toda la noche. Al menos no hacía el viento de la noche anterior y pudimos descansar más tranquilos. Recuerdo que le comenté a Triki justo antes de dormirme lo bien que había salido el día y las ganas que tenía de ver a M-Clan y a Los Gipsy el sábado. Lo que no sabíamos es que era el principio del fin del festival.

SABADO 19 – FIN DE “FIESTA”
Cuando me desperté esta mañana vi que seguía lloviendo. No quería creerlo pero había algo que me decía que cuando abriera la cremallera de la tienda no me daría la misma impresión que ayer. Con miedo abrí la puerta y vi que todo el cielo estaba gris y con muy mala pinta. Además estaba todo embarrado. Decidimos ir a Cáceres a desayunar y pensar qué ibamos a hacer, porque el día pintaba mal y era una tontería quedarse para estar todo el día en la tienda pasando frío. Desayunamos en un bar y vimos que lo mejor era marcharse aunque nos doliera, pero era inviable quedarse allí viendo que el agua seguía cayendo con una intensidad considerable y que las cosas no mejorarían mucho. Cuando llegamos otra vez al recinto para desmontar las tiendas, oímos por megafonía que la organización había decidido suspender el festival porque el agua había estropeado dispositivos electrónicos y no se podía seguir adelante. También se anunció que nos devolverían la parte correspondiente del precio de la entrada por los conciertos que no íbamos a ver hoy. La decepción era común y había que salir de allí. El recinto hípico se había convertido en un río por varias zonas, y aún seguía lloviendo más. Así que emprendimos el camino de vuelta con la sensación de haber disfrutado poco de un festival que llevábamos esperando varios meses. Ni siquiera pudimos hacer fotos para recordar un poco todo porque la cámara de mi amigo no funcionaba. Ahora tras ducharme y poner todo un poco en orden, he visto lo que se ha escrito en algún periódico y la gente intenta buscar culpables. Aunque hubiera lluvias pronosticadas, pienso que no se esperaba que fueran a ser así. Creo que no hay ningún culpable, la organización ha hecho lo que ha podido, mucha gente dice que hacía años que no llovía así en Cáceres… Este año le ha tocado al Extremúsika el gordo. No sé si podré ir al Extremúsika 2009, pero me he quedado con mono de festival.

Anuncios

Read Full Post »