Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12 julio 2009

Llevo ya bastantes meses dando vueltas a este disco y pese a tener ya 15 años (que se dice pronto) no suena a rancio ni a noventero. Se trata del segundo disco de Christina Rosenvinge en solitario, arropada por Los Subterráneos otra vez, aunque este sería el último trabajo que editaría con ellos.

Si hay algo que diferencia Mi Pequeño Animal, publicado en 1994 de su predecesor, Que me parta un rayo es la forma de contar las historias. Ambos discos son discos de rock, pero este suena más eléctrico, mas “sucio” y más intenso. Se abre con Mi habitación, y ya podemos hacernos una idea sólo con este tema de que Christina quería hacer algo diferente. A este le siguen otros grandes temas como Dias grandes de Teresa, Flores raras o el que da título a todo el conjunto, Mi pequeño animal, el cual fue un tema que generó bastante polémica en varios países latinoamericanos por su contenido sexual. Otros temas conocidos son Pálido (fue single) y Alicia. Para cerrar el disco hay dos temas más experimentales o más intimistas que son Al fin sola, al fin loca y Muertos o algo mejor, los cuales reflejan por donde iban a ir los tiros de lo que sería su tercer disco. Tras este trabajo Christina afirmó que se había cansado de componer canciones bonitas y que haría algo diferente. Así, hasta tres años después no publicaria Cerrado, alabado por la crítica pero con una acogida menor por parte del público al ser menos comercial que sus dos predecesores.

El disco cuenta con colaboraciones como la de Andrés Calamaro en los coros de varias canciones. Con el paso del tiempo ella misma admitiría que la rubia de aquel disco muy en el fondo no era ella, ya que su fragilidad natural le impedía ser la rockera que decía ser. A mi me parece que todo es una evolución lógica en su carrera y que no hay por qué arrepentirse del pasado cuando éste tampoco fue tan malo. Hay otros que han hecho cosas peores.

Mi habitacion

Dias grandes de Teresa

Al fin sola, al fin loca

Anuncios

Read Full Post »

Pocos grupos pueden presumir de haber solventado una crisis tan grande como el cambio de vocalista con tanto éxito. Y así, iniciar una nueva andadura con toda la confianza de su público. Es lo que caracteriza a La Oreja de Van Gogh en los últimos tiempos. Y para ver esta evolución y este cambio, he pensado en hacer un repaso a los tres conciertos básicos que La Oreja ha grabado para Los 40 criminales. Los dos primeros son con Amaia Montero como cantante y el último con Leire Martínez. Es un resumen y el recorrido de la historia de una banda que lleva diez años haciéndonos disfrutar de pop sin pretensiones, pese a que la crítica sea tan dura a veces con ellos. Si llevan diez años aquí es por algo y sigo recomendando ver en directo algún concierto de su última gira porque es una evolución a todo lo que se haya podido ver anteriormente en cuanto a sonido se refiere.

El primer básico se realizó en febrero de 1999 en el salón de baile del Círculo de Bellas Artes de Madrid. He elegido el tema La carta porque es en el que se ve una canción de calidad cantada por una Amaia que entonces entonaba.

El segundo concierto para esta serie se realizó en diciembre de 2003, tras la extensa gira que les llevó a casi todos los rincones de nuestro país y de la que se editó un DVD. De este concierto he cogido Dicen que Dicen, uno de mis temas favoritos del grupo que pertenece a su segundo disco y que gana más fuerza en vivo.

Y para terminar pongo un video de su último básico que tuvo lugar el 28 de mayo de este año en el Círculo de Bellas Artes, exactamente el mismo lugar donde se grabó el primero. Tuve la suerte de poder asistir a esta grabación donde Leire afrontaba el reto de estar a la altura frente a las cámaras y lo hizo con un sobresaliente, cantando temas de A las Cinco en el Astoria y otros clásicos del repertorio de los donostiarras. A continuación tenéis el video de Europa VII, su nuevo single y con Xabi al theremin en los minutos finales.

Read Full Post »