Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘General’ Category

Un juego peligroso

Hoy voy a cambiar radicalmente la temática casi siempre predominante musical para contar una historia. Es una historia triste, quizá sentía la necesidad de contarla ahora que ha empezado un nuevo año, con la idea de que ójala haya terminado ya.

Había una vez un chaval joven que para sentirse mejor con una parte de su vida decidió crear un personaje al que llamaremos P. Al principio era divertido, pues al convertirse en P. este chaval podía hacer cosas que sin ser él se veía incapaz. Y así se entremezclaban dos vidas, la del chaval y la de P., aunque nadie sabía la existencia del segundo. Pero había veces que ser P. no era tarea fácil y traía compllicaciones, tristezas y problemas que siempre acababa sufriendo el chaval cuando P. desaparecía. Por lo que el chaval decidió dejar un poco el juego y condenar un poco a P. al olvido. Pasó el tiempo y sin darse cuenta el chaval empezó a jugar otra vez. Pero él no se daba cuenta. Y había muchos momentos en los que el chaval no era él mismo sino que era P. quien movía los hilos de su vida de una forma egoísta. Era tan divertido ser P.!! Pero el chaval no se daba cuenta de lo peligroso que era el juego porque no sabía ni a qué estaba jugando. Al el chaval se convirtió en P. cada noche que salía y solo hacía y buscaba lo que P. quería que hiciera o buscara. Y llegó el día de nochevieja. Y P. volvía a salir aunque el chaval pensaba que ese día se quedaría en casa. Pero no fue así. P. salió con el como si fuera su sombra. Y la noche fue como tantas otras… o quizá peor. El chaval no se dió cuenta de que P. le había hecho abandonar lo que más le importaba en el mundo esa noche. Y el chaval acabó en un lugar desconocido, sin rumbo, creyendo que se lo estaba pasando bien cuando lo que estaba haciendo era dar pasos hacia atrás. Pero el chaval a la mañana siguiente se dió cuenta de que P. habia dominado su vida y que tenía que luchar contra él. Y hubo gente que ya le adviritió anteriormente pero P. se tomaba todo a broma y no había manera de razonar con el chaval. Pero gracias a que el chaval contaba con buenos amigos y que en el fondo era alguien sensato se dio cuenta de que habia que quemar el disfraz de P. y esparcir sus cenizas en algún lugar lejano. Y así es como el chaval quiso recuperar las riendas de su vida y no ser el reflejo de lo que era realmente. Eso es lo que va a hacer a partir de ahora.

Anuncios

Read Full Post »

Exprimiendo el verano

Agosto se acaba, y como siempre es cuando me da la impresión de que el verano se me va de las manos. Ha sido un verano intenso e importante, quizá esta vez no he contado por aquí todo lo que he vivido y ha sido para mí pero realmente ha habido momentos especiales que se merecían más de una entrada.

Y es que cuando uno ve que se acaba lo bueno, que el calor tiene las horas contadas y que todo el mundo ha vuelto ya de vacaciones es cuando siento que tengo que exprimir lo que queda al máximo. Así que el único remedio es preparar un mes de septiembre que incluya cosas que he ido dejando pendientes, igual que cuando me dejaba las asignaturas para la repesca.

Y cuando recuerde este verano, la ciudad de Nueva York siempre estará muy presente en él. Creo que esta ciudad ha cambiado mi vida marcando un antes y un después. Las grandes distancias y proporciones de su arquitectura consiguen engullirte quitando cualquier deseo de escapar de su encanto. Este viaje se puede decir que ha sido la asignatura más pesada que me he quitado este año, aunque espero que tenga una continuación dentro de un tiempo.

Quizá próximamente disfrutéis de esas últimas gotas de zumo de mi verano recién exprimido.

Read Full Post »

Echando la vista atrás

El otro día volví a pasar por la zona de Moncloa. Llevaba ya meses sin visitar esas calles que durante años pisé a diario. Calles que recogen un ambiente universitario, donde han sucedido tantas historias relacionadas con esos años que tanto marcan la vida de una persona. Ójala esas calles pudieran contar todos los momentos de los que han sido testigos, todos los recuerdos que se amontonan en la brisa de amaneceres después de una noche de juerga, todas las historias de cada una de las personas que hemos estado durante tantos años sirviendonos de sus rincones como escenario de parte de nuestras vidas…

El sentimiento que vino a mí fue una sensación de nostalgia. Cada día tengo más claro lo difícil que es empezar a hacerse mayor e ir construyendo una nueva etapa en mi vida. La vida le cambia a uno radicalmente en tan sólo unos meses y es duro aceptarlo.  Aparecen escenarios nuevos, nuevas personas, nuevas situaciones, nuevos retos, nuevos sueños… Pero cada vez que paso por lugares como es el caso de la zona universitaria de Moncloa o la calle donde está el primer piso en el que viví no puedo evitar echar de menos todo lo que un dia tenía. Era menos que ahora seguramente, pero quizá me sentía más libre.

Aún así no quiero dejar de sentir en mí ese sentimiento de añoranza, pues es lo que me hace recordar lo que un día fuí y que es eso lo que me hizo conseguir ser lo que hoy en día soy.

Read Full Post »

Reinicio

Como anunciaba en la versión .es del blog, se iba a proceder a la vuelta a esta dirección. Y aquí estamos una vez más. Sé que he tenido todo muy abandonado últimamente, pero todo tiene su explicación. También he estado captando nuevas ideas y nuevos contenidos para lo que será el futuro de La Habitación Perdida. Se mantendrán antiguas secciones como la de las versiones, pero ando dándole vueltas a un par de nuevas ideas que ya se irán descubriendo más adelante. Lo que sí espero es que aumente la participación de la gente y que el funcionamiento de esta bitácora sea más dinámico que durante el último año. Así que ahora toca pulsar la tecla de reinicio y mantener la incertidumbre del qué pasará cuando todo vuelva a funcionar.

Read Full Post »

Nos volvemos a mudar

Dentro de poco volveremos al anterior sitio, es decir a copperpot.wordpress.com. La razón es bastante sencilla, se termina el periodo gratuito del dominio .es y viendo que no he obtenido los resultados esperados, he decidido volver a lo anterior. Siempre dicen que más vale lo malo conocido así que retrocederemos un año en el tiempo en cuanto al aspecto, porque los contenidos los exportaré. También intentaré buscar un nuevo diseño para la página.

Pese a que estos últimos tiempos las actualizaciones han sido más bien escasas, hay muchas cosas de las que aún quiero hablar y mucha música que recomendar, muchos vídeos que ver, muchas inquietudes que compartir… Así que espero volver a ver por allí a los habituales del sitio y también muchas caras nuevas. La aventura en el dominio propio llega a su fin. Nos vemos pronto.

Read Full Post »

Cuando las cosas se calman en un aspecto de la vida, empiezan a parecer descontrolarse por otro. Siempre he tenido una predisposición extraña en la vida para que esto ocurra. No sé como lo hago. Pero ya estoy harto y quiero poner fin a esto, porque no puedo más. Estoy harto de crearme ilusiones, de abrazar nubes de humo, de dar palos de ciego.

Como dice la primera frase del tema que voy a poner hoy, no sé si quedan amigos ni si existe el amor. Me lo pregunto últimamente muy a menudo. Y creo que tengo un gran problema o una gran carencia afectiva, porque no estoy cómodo. ¿Por qué cuando estoy a gusto todo desaparece de repente? Quizá la respuesta a esa pregunta sea lo que más necesito saber y nadie me la da.

Read Full Post »

Miedo

Todos los días parecen el mismo. El mismo recorrido, las mismas caras, algunas cosas buenas, los mismos detalles que hacen que a veces sea un día gris… Y a veces uno siente miedo. Y el miedo crea inseguridad. Y la inseguridad hace que cada día uno sepa menos hacia dónde va o lo que quiere hacer con su vida. En otras ocasiones uno no sabe si tanto esfuerzo realizado durante años ha merecido la pena, sobretodo si uno a veces cree que ese esfuerzo ahora no compensa.

A veces tengo ganas de coger mi chaqueta, irme y mandar todo muy lejos con las consecuencias que eso pudiera tener. Pero la diferencia entre hacer lo que uno quiere y lo que uno debe siempre la marca el mismo parámetro: el dinero. Así que uno se reprime esas ganas y agacha la cabeza y sigue haciendo lo mismo cada día pese a no ser feliz. La sensación de haber perdido mi libertad empieza a rondarme cada noche, y a veces me asfixia, me da dolor de cabeza, me golpea fuertemente hasta dejarme sin aliento.

Estos cinco últimos años he vivido situaciones parecidas pero creo que nunca me había sentido como ahora. Sería que no veía peligrar muchas cuestiones personales y no tenía mucha separación entre lo profesional y lo personal. Ahora esa separación es distinta porque la gente que tenía alrededor ya no está y necesito tiempo para poder compartirlo con todas esas personas y alguna que otra que va apareciendo de repente y que se merece también un hueco. Pero cada día ese tiempo se esfuma en otros quehaceres y siempre se sacrifican los minutos que uno debería invertir en sus relaciones personales. Se va y no vuelve. Y al reflexionar sobre ello cada noche en la soledad de mi cuarto aparece ese miedo del que hablaba antes. Ese miedo que crea inseguridad.

Quizá debería cambiar las cosas antes de que esta situación se apodere de mi y sea ella la que coja las riendas de mi vida y no yo. Y eso es lo que me importa: ser yo quien decida lo que quiero hacer y cómo invertir mi tiempo.

Read Full Post »

Older Posts »